Gato Pixie Bob. Origen, Características, Alimentación Y Cuidados

El Pixie bob es una raza estadounidense con una historia controvertida. Sus principales ventajas son una disposición mansa, devoción y un intelecto desarrollado.

Los gatos no aceptarán el papel de los objetos decorativos; les gustan los juegos activos, los paseos y la máxima participación en la vida del dueño. Al mismo tiempo, los Pixie bob tienen mucho tacto y no se molestan hasta que los llaman por su nombre.

Índice

    Historia y origen

    Pixie-bob-1

    El origen de los gatos de cola corta ha creado más de una teoría intrigante. El más popular atribuyó al Pixie bob una afinidad con los gatos monteses salvajes. De hecho, la raza apareció por accidente, pero no sin la intervención de la criadora Carol Ann Brewer.

    En el siglo XX los criadores querían originar gatos que se convertirían en copias más pequeñas del lince rojo, los habitantes indígenas de América del Norte. Se utilizaron como modelos de gatos domésticos parientes y gatos del bosque de cola corta.

    La señorita Brewer se convirtió en la propietaria de uno de ellos. En 1985, una mujer estaba de vacaciones en el oeste del continente, al pie de las Montañas Rocosas. Como recuerdo, trajo un gatito comprado a un matrimonio. Argumentaron que el bebé esponjoso apareció como resultado de la unión de un gato común y un gato salvaje de cola corta.

    En abril del mismo año, el gato de cola corta se convirtió en padre; el gato adquirió una descendencia manchada. Carol Brewer se quedó con un bebé y le puso el apodo de Pixie. La criadora estadounidense se dio cuenta de que podía recrear una nueva raza con una apariencia específica y se puso a desarrollar un programa de cría. Los participantes fueron 23 gatos de cola corta, capturados en la región de las Montañas Rocosas, y la hermosa Pixie.

    El primer estándar de Pixie bob apareció en 1989. La raza debe su nombre al favorito de Brewer. Cuatro años más tarde, el criador presentó una solicitud a la Asociación Internacional de Gatos (TICA), con el objetivo de lograr el reconocimiento oficial de la raza. En 1994 se registró como experimental. Un año después, el Pixie bob fueron asignados a varias razas nuevas y, por lo tanto, brindaron la oportunidad de participar en campeonatos y exhibiciones en igualdad de condiciones con otros gatos.

    Características físicas

    Los felinólogos notan la similitud de las bellezas manchadas con los bobtails estadounidenses, también conocidos por sus orígenes salvajes. Los Pixie bob parecen animales bastante fuertes y musculosos, aunque no carecen de gracia natural.

    El Pixie bob es una raza de tamaño mediano. Sus representantes se diferencian entre sí en el pelaje; hay bellezas de pelo largo y corto. Los hábitos de los linces se remontan igualmente en ellos.

    Cuerpo

    Pixie-bob-2

    Los representantes de la raza Pixie bob son masivos; su cuerpo alcanza tamaños medianos e incluso grandes. La caja torácica es ancha y profunda, con huesos y músculos fuertes.

    Los omóplatos son grandes y se proyectan por encima de la columna. La línea de la espalda no es recta; desciende por detrás de los hombros, pero vuelve a subir hacia las caderas. Se ve una pequeña bolsa de grasa en el abdomen.

    Pelaje

    Los Pixie bob tienen abrigos mullidos y suaves al tacto. El estándar de la raza permite que los animales tengan el pelo corto y largo. Los pelos espinosos son bastante elásticos, se dirigen hacia abajo y tienen propiedades repelentes al agua. La capa interna es de densidad media y parece batida.

    El estándar de la raza es un manchado marrón claro con un marcado compás en tonos cálidos. El pelaje del vientre es más claro. Se requiere un patrón en forma de manchas pequeñas y medianas.

    Cabeza

    La cabeza del Pixie bob es de tamaño mediano a grande, se asemeja a una pera invertida. Se nota una ligera redondez en la coronilla, ligeramente alisada hacia las esquinas de los ojos. El cráneo está grabado.

    Pixie bob se caracterizan por un hocico ancho y completo con una parada pronunciada. La frente es redondeada, la nariz es ancha y ligeramente arqueada, pero no encorvada.

    Las mejillas parecen hinchadas por las almohadillas carnosas del bigote. Las patillas son claramente visibles en los pómulos.

    Las orejas del Pixie bob está colocado en posición baja y ligeramente inclinado hacia la parte posterior de la cabeza. Las orejas tienen una base ancha y están volteadas hacia afuera.

    Los ojos son de tamaño mediano, la forma es casi triangular. Una característica distintiva de los gatos Pixie bob es el borde de los ojos crema o blanco. Los colores preferidos del iris son el marrón, dorado o verdoso.

    Carácter y comportamiento

    Los representantes de la raza Pixie bobo son muy cercanos a los miembros de la familia, mostrando las mejores cualidades. Entre ellos se encuentran la paciencia, la delicadeza, la tranquilidad.

    Los animales siempre están listos para los juegos activos, pero no se humillarán si estás de mal humor. Esta característica de la raza agrada a quienes prefieren la soledad, pero al mismo tiempo no están en contra de un compañero esponjoso y cariñoso.

    Aunque los gatos son bastante tranquilos y amigables, mostrarán a otras mascotas quién es el jefe. Pixie bob no comienza el conflicto primero, pero la actitud familiar todavía no es para ellos.

    Esta raza se lleva bien tanto con sus parientes como con los perros. Pero los pájaros decorativos y los roedores no son la mejor compañía. No olvides de los instintos de caza, estos pueden resultar en la pérdida de un amigo peludo o emplumado.

    Alimentación

    Aunque los Pixie bob no son quisquillosos, no es necesario que les des nada. La mejor opción son los alimentos secos y húmedos de clase súper premium y holística. Contienen todo lo necesario para mantener la salud, incluidas las vitaminas A, D3, E, C, además de selenio, zinc, cobre, yodo y hierro. Llene el recipiente de su mascota con agua fresca filtrada con regularidad.

    Elimina de la dieta de tu Pixie bob:

    • carne no procesada térmicamente, especialmente grasa;
    • verduras crudas como legumbres, patatas, calabacines y otros;
    • productos lácteos en cantidades excesivas;
    • pescado; a excepción de los marinos bajos en grasa);
    • alimentos ahumados y picantes;
    • harinas y productos ricos;
    • postres y dulces;

    Cuidados

    Los Pixie bob no tienen pretensiones de cuidados, como sus ancestros salvajes. Incluso los gatos de pelo largo no dan problemas a sus dueños. Pero, aun así, no te olvides por completo de cuidar a tu mascota.

    Los Pixie bob son una de las pocas razas de gatos que adoran los tratamientos con agua. La forma más fácil de bañar a un duendecillo es en un recipiente o fregadero con agua tibia. Extienda el producto uniformemente sobre la capa, recordando enjuagar bien la capa interna y enjuagar.

    Si acostumbras al Pixie bob a un rascador, no tendrás que preocuparte por su manicura. La excepción son los dedos rudimentarios, cuyas garras prácticamente no muelen. Corta solo los extremos con unas tijeras. Tenga cuidado de no dañar los vasos sanguíneos.

    En cuanto a las orejas de Pixie Bob, es recomendable limpiarlas periódicamente. El cuidado de su gato incluye cepillarle los dientes semanalmente. Un accesorio para el dedo o un cepillo viejo funcionarán.

    Salud

    Pixie-bob-3

    Las enfermedades genéticas son extremadamente raras. Entre las enfermedades típicas de los Pixie bob se encuentran:

    • Miocardiopatía hipertrófica: el resultado del cruce con otras razas;
    • Criptorquidia: solo se han informado unos pocos casos desde 1980;
    • Trabajo de parto obstruido e hiperplasia endometrial quística.

    Proporcione el cuidado adecuado y una dieta cuidadosamente seleccionada para ayudar a su mascota a sentirse bien. No debemos olvidarnos de la vacunación oportuna. Esto ayudará a prevenir enfermedades parasitarias e infecciosas.

    Aspectos importantes a considerar

    Una característica distintiva de esta raza es la inteligencia. La naturaleza ha dotado a los animales de ingenio y buena memoria.

    Los felinólogos creen que los Pixie bob comprenden el significado de la mayoría de las palabras. Si comienzas a hablar de una visita al veterinario, la mascota preferirá retirarse y sentarse en algún lugar debajo de la cama.

    Sin embargo, recuerde, los representantes de la raza no solo son inteligentes, sino también astutos. Tendrás que sudar mucho antes de encontrar un acercamiento a tu mascota y poder comenzar a entrenar.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir