Gato Persa Clásico O Tradicional. Origen, Características, Alimentación Y Cuidados

Gato persa Clásico o Tradicional es una de las razas domésticas más bellas. Esta es una verdadera aristócrata que de una manera increíble combina una apariencia incomparable, inteligencia y comportamiento regio con un afecto asombroso y un amor sincero por su amo.

Gracias a esta combinación armoniosa, el gato persa está a la cabeza con confianza en la clasificación de popularidad de los representantes de otras razas.

Índice

    Historia y origen

    Persa-Clásico-o-Tradicional-1

    Existen varias versiones del origen de los gatos persas:

    Según uno de ellos, los primeros animales de pelo largo fueron traídos a Europa en los años veinte del siglo XVII por el aristócrata italiano Pietro della Valle de sus viajes por Turquía y Persia. En la ciudad de Isfahan, adquirió varias parejas de animales, asombrosos e inusuales para Europa en ese momento, y los envió a Italia.

    Desafortunadamente, no se sabe nada sobre el futuro destino de estos animales. Y quién sabe cómo se habría desarrollado aún más la historia de los persas si la científica francesa Nicole-Claude Farby, que mantuvo correspondencia con della Valle, no hubiera resultado ser una verdadera amante de los felinos.

    Interesado en la raza descrita por el italiano e invisible en el Viejo Mundo, trajo varios gatos angora turcos a Francia.... Las lujosas bellezas de pelo largo conquistaron los corazones de la aristocracia europea, incluido el todopoderoso cardenal Richelieu. Con tales patrocinadores, la nueva raza se ha convertido en una de las más elitistas.

    Según otra versión, los animales de pelo largo aparecieron originalmente en el territorio de Rusia, donde la presencia de tal cubierta se debió a las duras condiciones climáticas. Fue desde aquí que estos extraños animales llegaron a Oriente, y solo más tarde, en el siglo XVII, los europeos aprendieron por primera vez sobre ellos.

    En la literatura científica de finales del siglo XVIII, se describen dos tipos principales de gatos de pelo largo. El primero: los animales son ligeros, elegantes, con lana fina y suave, cabeza en forma de cuña y orejas puntiagudas. El segundo, individuos más masivos, de cabeza redonda y de menor tamaño, con cabello largo y la presencia de una capa interna gruesa.

    Pronto, la nueva raza llegó a Inglaterra. Los felinólogos británicos han encontrado razones suficientes para dividir a los gatos de pelo largo, según su tipo, en dos razas. Los primeros comenzaron a atribuirse al angora turco, y los segundos fueron llamados primero gatos franceses y luego persas.

    El interés por las mascotas de pelo largo y su cría fue tan grande que en 1887 se registraron los persas. Uno de los primeros entre otros gatos domésticos, obtuvo el estatus oficial. La raza fue nombrada "Persa de pelo largo".

    Características físicas

    • Tamaño. Es de mediano a grande. Peso: de 3,5 a 7 kilogramos.
    • Ojos. Grandes, redondos, como abiertos. Ampliamente ubicado. El color de ojos debe coincidir con un color específico. Para las chinchillas, individuos plateados y dorados: un tinte verde, un iris azul es típico de los puntos de color.
    • Orejas. Las orejas de los gatos persas son relativamente pequeñas y están muy separadas. Las puntas son redondeadas, la aurícula está bien pubescente por dentro.
    • Cuello. Grueso, musculoso, corto.
    • Piernas. Corto, poderoso, musculoso. La columna vertebral es recta.
    • Patas. Fuerte, redondo, ancho. Cabello largo entre los dedos de los pies.
    • Cola. La cola del gato persa es proporcional al cuerpo, corta, gruesa y con la punta redondeada. Muy bien omitido.
    • Color. El estándar de la raza permite cualquier opción de color. Los tipos clásicos de color son sólidos; carey (en gatos); "Humo", cuando la parte extrema del cabello es blanca (la proporción ideal es 1/3 - blanco, 2/3 - coloreado); bicolor, plateado, dorado, chinchilla, color-point, seal-point, lay-point, blue-point, atigrado (jaspeado, atigrado o manchado).

    Persa-Clásico-o-Tradicional-2

    Cuerpo

    Suficientemente grande, musculoso, macizo. El pecho es profundo y ancho, la espalda es ancha y corta. El ancho de los hombros y la grupa es casi el mismo. La columna vertebral es fuerte.

    Pelaje

    El pelaje persa es largo, hasta 10 cm en el cuerpo y hasta 20 cm en el “cuello”, suave y delicado al tacto. La capa interna es densa.

    Cabeza

    Grande, con un cráneo convexo abovedado. Los pómulos son poderosos, las mejillas son gruesas y redondas. La parada está claramente definida. La nariz es muy corta y ancha, a menudo hacia arriba. Los gatos persas del tipo "pequinés" tienen una nariz pequeña y, por así decirlo, deprimidos. El hocico es ancho y redondo. Las mandíbulas están bien desarrolladas, el mentón es débil.

    Carácter y comportamiento

    El gato persa Clásico o Tradicional tiene un temperamento sorprendentemente tranquilo, amistoso e incluso. La peculiaridad psicológica de los persas es que tienen mucho miedo de enfadar al dueño: después de todo, se trata de gatos puramente domésticos, muy apegados a una persona y decididos a darle alegría y placer. Incluso si ofendiste accidentalmente a un gato persa, no se "enfurruñará" durante mucho tiempo y con gusto aceptará todas tus disculpas.

    Hay una advertencia: al principio, los persas tienen miedo de sentarse en los brazos de una persona. Por lo tanto, en ningún caso debe sujetarlos si se rompen. El gato necesita acostumbrarse a la persona.

    Los representantes de esta raza son inactivos, incluso algo vagos. Los gatos persas apenas maullan; para llamar la atención, simplemente se sientan y miran fijamente el objeto. A ellos les gusta estar acostados en un lugar durante mucho tiempo, por lo que las preguntas "dónde está el gato ahora y qué está haciendo" no le molestarán. Pero si le ofrece a su mascota que juegue con una pelota o persiga un ratón artificial, nunca se negará.

    Al persa, a diferencia de otras razas, no se le puede llamar gato que camina solo. Son grandes adictos a la televisión que aman a su amo y valoran la comodidad. No les interesa caminar afuera, pero acostarse en el alféizar de la ventana y observar el mundo que los rodea es un pasatiempo favorito, por lo tanto, si vive en pisos altos, considere las precauciones para que su mascota no salte reflexivamente detrás de un pájaro que pasa volando.

    Alimentación

    En materia de nutrición, casi todos los criadores, sin excepción, recomiendan optar por pastos preparados de la más alta calidad.

    Una cantidad diaria bien calculada y equilibrada proporcionará a su gato todo lo que necesita, incluso sin añadir alimentos naturales a su dieta.

    La alimentación mixta o natural es más problemática, ya que a veces no hay tiempo suficiente para preparar la comida para el gato por separado y el menú humano no le conviene por definición.

    Los condimentos, el azúcar, la sal en exceso pueden causar graves daños al organismo felino.

    Cuidados

    El gato persa  Clásico o Tradicional es una raza de élite. El mantenimiento de un animal así requerirá mucha atención por parte del propietario y costos financieros considerables. Es poco probable que encuentre otro gato que dependa tanto de una persona como un persa.

    Para mantener a su mascota hermosa y saludable en todo momento, deberá brindarle el cuidado adecuado, una alimentación equilibrada y el acompañamiento adecuado de un veterinario experimentado.

    En cuanto al espacio habitable, aquí todo está más o menos claro. Los gatos persas son muy tranquilos y maleables, les gusta pasar mucho tiempo en los brazos de su dueño o en un lugar cómodo y acogedor que se les asigna.

    Se acostumbrarán fácilmente tanto a las condiciones de un apartamento de la ciudad como a una gran casa de campo. Lo principal es que los miembros de la familia no se olvidan del animal.

    Salud

    Persa-Clásico-o-Tradicional-3

    El gato persa se destaca por su buena salud, pero hay una serie de enfermedades, cuya predisposición entre los persas es bastante alta.

    Casi el cincuenta por ciento de los gatos persas corren el riesgo de desarrollar una enfermedad muy peligrosa: la poliquistosis renal. Los primeros síntomas de la aparición de la enfermedad pueden considerarse pérdida de apetito, estado depresivo del animal y micción frecuente. La aparición de estos signos requiere una visita inmediata al veterinario.

    En ausencia del tratamiento necesario, a la edad de 7-9 años, es probable que el gato desarrolle insuficiencia renal, lo que puede provocar la muerte del animal.

    Una enfermedad genética peligrosa es la miocardiopatía hipertrófica, que se manifiesta sintomáticamente en latidos cardíacos rápidos y desmayos periódicos. La complejidad del diagnóstico radica en que esta sintomatología en el 40% de los casos no se manifiesta de ninguna forma hasta el inicio de una muerte súbita. Las estadísticas muestran que los gatos tienen más probabilidades de sufrir esta enfermedad que los gatos.

    Aspectos importantes a considerar

    • El gato persa Clásico o Tradicional es un animal exclusivamente doméstico en el sentido literal de esta definición. Los representantes de esta raza han perdido la capacidad de cazar, no pueden correr rápido y hacer grandes saltos. Tu mascota no necesitará paseos por la calle.
    • A los persas les encanta acostarse durante mucho tiempo. Esta falta de movilidad es típica de todos los representantes de la raza y no es signo de ningún padecimiento físico.
    • Los gatos persas son muy tranquilos y no necesitan grandes espacios. Nunca te molestarán con su actividad ni se confundirán. Por la misma razón, no tendrá que molestarse por cortinas rotas y tapicería dañada de muebles tapizados.
    • Los persas son muy cariñosos y no les gusta estar solos. Incluso preferirán dormir en la cama contigo y es difícil destetarlos de esto.

    GATOS PERSAS

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir