¿Por Qué Mi Perro Vomita Espuma Blanca Y Tiembla? Causas

Eructar después de comer es normal: el estómago comienza a funcionar y lo indica. Sin embargo, el vómito no solo es una visión desagradable, sino también un proceso doloroso. Si una persona puede ayudarse a sí misma, el animal a menudo cae en insensibilidad o pánico. Hoy te responderé tu pregunta de ¿Por Qué Mi Perro Vomita Espuma Blanca Y Tiembla? Causas del mismo.

Índice

    Sobre el mecanismo emético

    mi-perro-vomita-espuma-blanca-1

    El vómito en los perros no es tan raro como para ser considerado algo fuera de lo común. El animal puede vomitar absolutamente de repente, pero esto no significa en absoluto que debas entrar en pánico.

    Esta puede ser una reacción fisiológica completamente natural del cuerpo: protección contra el aumento de la acidez de los jugos gástricos, rechazo de un objeto extraño, etc. La espuma durante el vómito aparece como resultado de la reacción del aire con el moco.

    El moco se forma en el estómago para proteger sus paredes de la corrosión de los ácidos gástricos. Como todos los demás reflejos, el vomitivo se desencadena por mecanismos nerviosos que surgen en el centro del sistema nervioso o en la periferia a través de receptores en la región abdominal o torácica.

    Las terminaciones nerviosas dan una señal que "enciende" el mecanismo de las contracciones musculares que causan los vómitos.

    La mascota no puede advertirte que pronto vomitará. Pero hay signos de comportamiento muy llamativos que preceden al vómito:

    • como regla general, el perro está enfermo, rechaza la comida y el agua;
    • salivación profusa y lamido frecuente del hocico;
    • comportamiento inquieto, movimientos caóticos;
    • retumbos en el estómago y eructos.

    Mi perro vomita espuma blanca y tiembla: causas

    Si tu mascota tose y escupe espuma, pero después de un par de minutos el perro ya se siente muy bien y sigue haciendo lo suyo, no debes preocuparte. ¿Por qué? Porque las razones pueden ser diferentes y no vale la pena preocuparse por algunas de ellas.

    Hay diferentes posibles causas que ocasiones que tu perro vomite espuma blanca y tiembla, las cuales te coy a indicar seguidamente:

    Mecanismo de defensa

    mi-perro-vomita-espuma-blanca-2

    Si la mascota agarró el exceso de comida por hambre, entonces la reacción defensiva del cuerpo no se obligará a esperar mucho y regurgitará el exceso. Igual será la reacción a la ingesta de alimentos de mala calidad, que el animal puede encontrar en la calle o sacar de la papelera de su casa.

    Las partículas de alimentos que no son digeribles por cualquier motivo se acumulan dentro del estómago y causan malestar.

    El animal intenta neutralizar las sensaciones desagradables, come verduras y, a veces, regurgita secreciones mucosas amarillentas (mezcladas con bilis). La función protectora cubrirá en caso de exceso de comida y sobrecalentamiento al sol.

    Si un objeto extraño entra en el tracto intestinal, puede ser muy dañino para el perro. Un objeto atascado en el esófago o la faringe hace que la mascota tosa mientras intenta expulsar el cuerpo extraño.

    Envenenamiento

    La ingestión de sustancias cáusticas, irritantes, tóxicas de origen natural o químico a través del esófago o del tracto respiratorio puede ser fatal. Por lo tanto, el envenenamiento de ratas requiere una acción drástica inmediata.

    Si ves que tu mascota tiene mala coordinación de movimientos, convulsiones, temblores, convulsiones, fiebre, vómitos con sangre o espuma, busca la ayuda de un especialista de inmediato.

    Él te dirá qué hacer antes de su llegada para salvar al perro. No deje productos químicos domésticos, medicinas y chocolate en un lugar accesible para el animal, con lo que el perro puede ser envenenado no menos gravemente que el veneno.

    La presencia de enfermedades

    Al inicio de la enfermedad, la mascota comienza a vomitar con espuma debido a la reacción defensiva del cuerpo. Pero con el desarrollo de la enfermedad, los vómitos solo deshidratan y agotan al animal.

    Los vómitos repetidos son una señal muy alarmante. Ocurre independientemente de las comidas y puede cambiar de color, volviéndose gris, negro, rojo. Tales síntomas van a requerir un examen inmediato por parte de tu veterinario.

    Muy a menudo, este patrón se observa en trastornos del sistema nervioso central, pankriatita, lesiones cerebrales, enfermedades del tracto gastrointestinal, coronavirus, moquillo, enteritis, presencia de gusanos u otros parásitos.

    Hepatitis infecciosa aguda

    Se trata de una enfermedad muy contagiosa que solo se puede transmitir a los perros. Este virus tiene un efecto perjudicial sobre el hígado, los riñones y los vasos sanguíneos. En la forma aguda de la enfermedad, el perro tiene diarrea, vómitos con bilis, con sangre, falta de apetito.

    Infección por parvovirus

    Este virus también infecta las células epiteliales del tracto gastrointestinal, afecta  la médula ósea, los ganglios linfáticos, y el corazón.

    Los perros de cualquier edad pueden verse afectados por el parvovirus, pero la mayoría de las veces la enfermedad mata a los cachorros de hasta cinco meses de edad. Los animales enfermos muestran letargo, falta de interés por la comida, vómitos, dolor intenso e hinchazón.

    Infección por coronavirus

    El virus se transmite por contacto directo con las secreciones de los animales enfermos: saliva y heces. Los signos y síntomas de la infección pueden variar según la extensión y la naturaleza de la enfermedad. Puede ser lento (oculto) o conducir rápidamente a la muerte.

    El coronavirus comienza con depresión, falta de apetito. Además, aparecen vómitos con una mezcla de sangre, diarrea. El cuerpo del animal se deshidrata, el perro pierde peso.

    Sin la ayuda de tu veterinario, las enfermedades enumeradas conducen a la muerte de un amigo de cuatro patas. Para ayudar a la inmunidad de la mascota, necesita vacunas regulares.

    La siguiente condición que puede causar vómitos en una mascota es el golpe de calor.

    Golpe de calor: signos. Cómo ayudar a tu mascota

    Los amigos de cuatro patas, como los humanos, no toleran las altas temperaturas. El enfriamiento rápido por respiración se vuelve ineficaz cuando la temperatura del aire se acerca a la temperatura corporal. Como resultado, el cuerpo del animal se sobrecalienta, surge una condición en la que el perro necesita asistencia de emergencia.

    Los signos de insolación son:

    • Respiración ruidosa frecuente;
    • Enrojecimiento de la lengua y membranas mucosas;
    • Viscosidad y espesamiento de la saliva;
    • Vómitos
    • La temperatura rectal es superior a 40 ° C.

    Para ayudar a su mascota, colóquela inmediatamente en un lugar fresco. Por ejemplo, en una habitación o coche con aire acondicionado. A veces, con el golpe de calor, el perro no puede pararse y moverse de forma independiente. En este caso, ayudará un baño con agua fría o una manguera.

    ¿Qué indican el color y la naturaleza de los vómitos?

    La secreción mucosa blanca a menudo no es motivo de preocupación. Aparecen con un reflejo protector y ayudan a limpiar el cuerpo de lana, exceso de alimento y objetos extraños.

    Dichos vómitos son únicos y no dejan consecuencias desagradables para el perro. No se preocupe si una perra lactante regurgita los restos de comida. Este reflejo se debe al instinto maternal: así la madre alimenta a los bebés cuando crecen o cuando falta leche.

    El daño mecánico grave o el proceso patológico está indicado por una secreción amarilla (bilis), membranas mucosas grises u oscuras, con sangre. Tales síntomas no pueden ignorarse, se requiere la ayuda de un especialista.

    Cómo ayudar a tu mascota

    mi-perro-vomita-espuma-blanca-3

    Los vómitos poco frecuentes con espuma blanca en un perro en ausencia de otros síntomas alarmantes no requieren tratamiento. Solo debe prestar atención a la calidad de la comida o la dieta del perro, verificar la presencia de un objeto extraño en la cavidad bucal y controlar la eliminación del pelo de la mascota.

    Para quitar la lana del cuerpo de una manera más cómoda, ayudarán alimentos y geles especiales. Si el animal eructa con bilis o secreciones mezcladas con sangre, entonces podría significar una enfermedad grave o una intoxicación. Preste atención a los síntomas que lo acompañan: letargo, falta de apetito, fiebre alta.

    En este caso, contacte a su veterinario inmediatamente. En caso de intoxicación por venenos, mantente en contacto con un especialista que te asesorará sobre los primeros auxilios necesarios. En cualquier caso, no intentes detener los vómitos e intenta calmar al animal.

    Realice un seguimiento de cuántas veces y cómo vomitó el perro para informar al veterinario. Necesita dejar de comer y beber por un día. El líquido se puede reemplazar con hielo, que el perro lamerá en caso de sed. Los alimentos deben introducirse en pequeñas porciones, preferiblemente dietéticas, en forma líquida.

    Recuerde que incluso una secreción espumosa blanca completamente inofensiva puede indicar la aparición de una enfermedad que requiere un tratamiento adecuado.

    Una dieta suave para el perro.

    Una dieta suave consiste en un contenido bajo en calorías en los alimentos: requesón bajo en grasa, arroz hervido, pollo y ternera hervidos; en los primeros días, dé la comida en porciones muy pequeñas y, a menudo, después de eso, aumente gradualmente la porción y reduzca la frecuencia de alimentación.

    Después de un cierto número de días, cambie gradualmente a su dieta habitual. El primer día de la transición, mantenga la proporción de 50% a 50% (50% de comida regular, 50% de comida dietética), el segundo día la proporción de 75% a 25% y el tercer día, coma comida normal.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir