Dálmata. Origen, Características, Alimentación Y Más

El dálmata es una de las razas para las que los "medios" y la popularidad momentánea han hecho más daño que bien. Los perros con un temperamento difícil y una gran demanda de ejercicio diario no se llevan bien con todos los fanáticos de la caricatura de Disney.

Pero los propietarios experimentados y responsables encontrarán un amigo leal y un compañero maravilloso en esta enérgica creación.

Índice

    Historia y origen

    dalmata-1

    La primera evidencia más o menos confiable de la existencia de la raza se remonta a los siglos XVI-XVII. Los perros blancos con pequeñas marcas oscuras están representados en las obras de arte religiosas y seculares que se conservan de esa época: la pintura del altar en la Iglesia de Santa María (también conocida como "Gospe od anđela") en un pequeño pueblo en la isla turística de Losinj, un fresco en el monasterio franciscano de Zaostrog, frescos de la iglesia Santa Maria Novella en Florencia, retratos ceremoniales de artistas venecianos y toscanos, que representan nobles influyentes, por ejemplo, Cosimo II Medici.

    Dado que muchas de las primeras pruebas se encontraron en la región histórica de Dalmacia, que ahora es parte de Croacia, es de aquí de donde se derivan las raíces de Brid. Y la evidente consonancia de los nombres habla a favor de esta versión, adoptada oficialmente por la FCI.

    Allí, en las cálidas costas del mar Adriático, también se publicaron algunos trabajos "teóricos". La Arquidiócesis Católica Romana de Djakovo-Osijek ha conservado en sus archivos las crónicas del obispo Petar Bakić (1719) y Andreas Kecskemety (1739), ambos hablando de los perros Canis Dalmaticus específicos de Croacia.

    En 1771, el naturalista galés Thomas Pennant escribió el libro "Sinopsis del cuadrúpedo", en el que nombró por primera vez a la raza dálmata. En 1790, el investigador de historia natural inglés Thomas Buick incluyó a los dálmatas en A General History of the Quadruped.

    En general, debe decirse que fue en Gran Bretaña donde los inmigrantes de Dalmacia ganaron especial popularidad. Los investigadores sugieren que aquí se utilizaron representantes de otras razas en la cría, en particular, punteros negros y terriers ingleses blancos.

    Estos últimos se extinguieron hace más de cien años, pero pusieron sus garras en la creación de muchas razas modernas: Boston Terrier, American Bulldog , Bull Terrier , American Staffordshire Terrier y otras. Gracias a los esfuerzos de los criadores de Foggy Albion, en la segunda mitad del siglo XVIII, se formó la apariencia de los dálmatas reconocible hoy.

    Al encontrarse en el extranjero, perros inusuales cambiaron sus roles y en lugar de nobles ricos acompañaron a brigadas de bomberos voluntarios, que, antes de la introducción masiva de motores de combustión interna, no podían prescindir de "caballos de fuerza" reales.

    Visibles desde lejos, las "campanas" blancas sirvieron de advertencia a otros participantes en el movimiento sobre el acercamiento de los combatientes con fuego y ayudaron a despejar el camino no peor que las sirenas y las señales luminosas.

    Pero incluso después de que los carruajes para extinguir las llamas se convirtieran en exhibiciones de museo, muchos no quisieron separarse de sus talismanes vivientes. Hoy en día, los perros carismáticos son un símbolo reconocible de los bomberos estadounidenses.

    En cuanto a la historia de la exposición, los perros de Dalmacia fueron presentados por primera vez al juicio del jurado profesional y del público en 1860 en Birmingham. Treinta años después, se formó un club de criadores y se formuló un estándar de raza oficial. Dos años antes fue reconocido por el American Kennel Club. La organización canina internacional FCI registró a los dálmatas en 1926.

     Características físicas

    dalmata-2

    Perros atléticos y resistentes, elegantes de tamaño mediano a grande. Los machos pesan en promedio 18-27 kg con una altura a la cruz de 58-61 cm, las hembras - 16-24 kg y 56-58 cm, respectivamente.

    Color. Sobre un fondo blanco básico, negro o marrón (¡estrictamente del mismo color!) Manchas con contornos claros, que se ubican simétricamente a lo largo del cuerpo, en la cabeza, orejas y cola.

    Orejas. Moderadamente grande, de inserción ancha en la cabeza, aplanado hacia los lados. De forma triangular, las puntas son ligeramente redondeadas. El color está necesariamente manchado, corresponde al color general.

    Ojos. Los dálmatas tienen ojos de tamaño mediano y forma ovalada. El color corresponde al color: marrón oscuro para perros con manchas negras, ámbar con manchas marrones. La mirada es clara e inteligente. Los párpados se ajustan bien al globo ocular. Sus bordes están bien pigmentados (según el color, negro o marrón).

    Nariz. El lóbulo es ancho, totalmente pigmentado (negro o marrón según el color principal), las fosas nasales están bien abiertas.

    Labios y dientes. Los labios se ajustan cómodamente a la mandíbula. Las mandíbulas son fuertes. Mordida en tijera; los dientes superiores se superponen completamente a los inferiores.

    Extremidades. Las patas delanteras están rectas, los codos presionados contra el cuerpo. Las patas traseras son bien musculosas, las rodillas son fuertes y están bien desarrolladas. Las patas se parecen a las de un gato: compactas y redondeadas, los dedos están arqueados. Las uñas se pueden pigmentar según el color base.

    Cola. La cola del dálmata es bastante larga, manchada y recta. Más grueso en la base, afinándose hacia la punta.

    Cuerpo

    El cuerpo del dálmata está bien formado, los hombros son bien musculosos, con un pecho profundo y costillas bien arqueadas. La espalda es recta y poderosa. El lomo es musculoso, la pendiente es leve.

    Pelaje

    Corto, denso, liso, brillante, resistente.

    Cabeza

    La cabeza del dálmata es proporcional al cuerpo. Alargado, plano, no demasiado ancho entre las orejas. El hocico con un stop pronunciado tiene la misma longitud o un poco más corto que la parte occipital. No hay pliegues de piel en la cabeza.

    Carácter y comportamiento

    Los dálmatas no son adecuados para propietarios sin experiencia y personas que necesitan la compañía de un perro flemático "sofá". Increíblemente activos por naturaleza, sin el esfuerzo físico adecuado, canalizan la energía no utilizada en bromas destructivas que dañan el hogar. En tal situación, el animal se vuelve incontrolable, no obedece las órdenes e ignora por completo las prohibiciones.

    La falta de comprensión del trasfondo de este comportamiento llevó a la formación de una opinión errónea sobre la baja inteligencia. Si el dálmata no responde a "¡No!" y "¡Ven a mí!", esto no significa que sea estúpido.

    La cuestión es simplemente que el dueño cometió graves errores durante la crianza, no estableció su autoridad y continúa la cadena de errores, no satisfaciendo las necesidades naturales de la mascota en el ejercicio físico.

    El entrenamiento correcto, la construcción equilibrada y tranquila de las relaciones con el cachorro, la socialización temprana contribuye a la formación de una psique sana y fuerte. Dichos perros sienten perfectamente el estado de ánimo de una persona y se adaptan a él, están felices de ejecutar órdenes, no inician peleas en los terrenos para caminar, están restringidos con extraños y son amigables con los animales.

    Los dálmatas no están apegados a una "su" persona, aman y protegen por igual a todos los miembros de la familia, mientras se esfuerzan por participar activamente en todo lo que hacen las personas. Se lleva bien con otras mascotas, especialmente si crecen con ellas.

    Existe una atracción de larga data por la compañía de caballos en los genes, pero hoy en día pocas personas poseen un establo, por lo que una sociedad de perros o gatos sería adecuada.

    Alimentación

    La nutrición debe ser equilibrada y saludable. Recuerde que comer en exceso combinado con poca actividad física está asociado con la obesidad.

    Cuidados

    Una opción ideal para mantener a un dálmata sería una casa privada espaciosa con un área cercada de forma segura donde pueda caminar libremente durante el día. Sin embargo, debe recordarse que los representantes de esta raza no pueden vivir permanentemente en un aviario en nuestras condiciones climáticas: la lana corta no protege contra las bajas temperaturas.

    Si es propietario de un apartamento en la ciudad, las largas caminatas son un requisito previo para una existencia tranquila. Además, no solo es importante la duración (al menos una hora al día), sino también la saturación con cargas.

    Los dálmatas no requieren una preparación complicada y tediosa. Su "abrigo de piel" no se cae y no necesita un corte de pelo ni un lavado frecuente, sin embargo, la muda ocurre de manera abundante y casi continua, y se vuelve especialmente fuerte en el límite de las estaciones cálidas y frías.

    Para mantener el pelaje en casa al mínimo, se recomienda que cepille a su mascota con un cepillo o una manopla especial con la mayor frecuencia posible (al menos 2-3 veces a la semana).

    Salud

    El promedio de vida de los dálmatas es de 10 a 13 años.

    El mayor problema de la raza es la sordera. Casi un tercio de los perros presentan problemas de audición de diversa gravedad. El 12% de los dálmatas nacen completamente sordos. Aún no se ha encontrado una solución eficaz.

    Aunque solo se permite la reproducción de animales sanos, también tienen cachorros enfermos. Estos últimos, sin embargo, llevan una vida plena como mascotas. Esta deficiencia se puede identificar en las primeras semanas utilizando pruebas modernas.

    Debido a sus características metabólicas, los dálmatas suelen tener cálculos en la vejiga. También son propensos a las alergias cutáneas y la displasia de cadera. Se registran con menos frecuencia epilepsia, enfermedades hepáticas autoinmunes, osteocondrosis de la articulación del hombro, osteomielitis, miocardiopatía dilatada, hipotiroidismo, parálisis laríngea y otras enfermedades inespecíficas.

    Dado que muchas enfermedades son hereditarias o congénitas, su aparición se puede predecir teniendo en cuenta el pedigrí. Los criadores responsables siempre brindan información completa sobre el estado de salud de los padres, así como de las "abuelas" y "abuelos".

    Aspectos importantes a considerar

    dalmata-3

    Los dálmatas se encuentran entre las razas para las que el entrenamiento adecuado y la socialización temprana son increíblemente importantes. Un personaje amante de la libertad, una energía desenfrenada y los instintos de cazador sin los mecanismos de control y moderación formados en la niñez conducen al surgimiento de un animal adulto destructivo e incontrolable.

    Curiosidades

    • Se trata de animales bastante grandes y muy activos, por lo que es preferible mantenerlos en una casa privada con posibilidad de cría libre en una zona vallada.
    • Los dálmatas necesitan una socialización temprana y una educación adecuada.
    • Sin el esfuerzo físico suficiente, se convierten en perros destructivos incontrolables.
    • Los dálmatas no son adecuados para personas hogareñas y familias con niños pequeños.
    • A pesar de su pelaje corto, mudan intensamente y necesitan cuidados constantes.
    • Aproximadamente el 12% de los cachorros nacen sordos.
    • El patrón de manchas en el cuerpo es único para cada individuo.
    • Solo los perros con manchas negras o marrones sobre un fondo blanco pueden participar en exposiciones, pero hay otras opciones de color.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir