Conejo Ruso. Origen, Características, Cuidados Y Más

El conejo ruso es color blanco con algunas manchas color oscuro como de carbón en algunas partes del cuerpo como la nariz ,orejas,cola y patas.

El conejo ruso es un conejo muy peculiar este tipo de conejo tiene un carácter muy dócil y amigable siendo una de las mejores opciones como mascota de compañía para las familias y para los niños pues también son muy cariñosos.

Índice

    Historia y Origen

    conejo ruso

    El conejo ruso se originó en el país de Rusia y de allí se comercializó en EEUU. En el siglo XX este conejo era llevado por las familias para usarlo para consumir su carne, y poco tiempo después fue llevado como animal o mascota de compañía.

    Después de que surgió el conejo ruso se comenzaron a realizar cruces con otras razas de conejo y así poder perfeccionar más la raza y así lograr lo que es ahora el conejo ruso que se conoce actualmente.

    Características Físicas

    El conejo ruso tiene un tamaño mediano y un peso de unos 5 kg el macho y unos 4 kg la hembra su cuerpo es musculoso con una columna vertebral de forma arqueada y su tipo de pelaje es corto y muy suave al tacto.

    El color predominante es el blanco con manchas de color oscuro como carbón en algunas partes del cuerpo como la nariz o las orejas cola o patas y sus ojos son de color rojo y sus orejas son largas y de color oscuro.

    Su Cría y Reproducción

    La madurez sexual para el conejo ruso comienza a partir de los 6 meses de edad, la coneja no muestra comportamiento alguno de celo, al estar gestando una coneja se deberá estar al pendiente de sus cuidados, alimentación sana y un chequeo para control del embarazo con el veterinario.

    Es importante que la coneja cuente con suficiente heno en su jaula para alimentarse y para que pueda también hacer su nido, una coneja gestante normalmente puede tener de 3 a 6 gazapos en un parto y su embarazo tiene una duración de 1 mes.

    Alimentación

    Lo mejor que el conejo ruso puede comer en su dieta diaria es el heno aunque también deberemos poner un poco de frutas y vegetales y algunos granulados o frutos secos de vez en cuando además de su agua fresca diariamente.

    Cuidados

    El cuidado del conejo ruso es tan simple como el de cualquier otro deberemos de estar al pendiente del cuidado de sus dientes pues ellos tienden a crecer por lo que es importante que tengan un pedazo de madera o algo que puedan roer para evitar que crezcan.

    Debemos también estar al pendiente de su pelaje que aunque es corto debemos de cepillar al menos unas 2 veces por semana para evitar las molestas bolas de pelo por todas partes y también evitar que ellos mismos las puedan ingerir y les pueda causar molestias intestinales.

    Higiene

    Deberemos de estar al pendiente del aseo del conejo ruso aunque ellos tienden a asearse ellos solos es importante 1 vez a la semana cepillarles su pelo y limpiarles con una toallita húmeda para mantenerlo limpio.

    También deberemos de estar al pendiente de la limpieza de su jaula hay que limpiar diariamente sus excrementos y al menos una vez por semana hacer una limpieza a profundidad en su jaula, para que se mantenga libre de bacterias al igual que cambiar su agua y comida diariamente.

    Curiosidades

    El conejo ruso además de tener un color de pelaje muy particular es un conejo que se caracteriza por ser muy tierno y amigable por lo que se convierte en una buena opción para llevarlo a casa si quieres un compañero ideal pues son conejos muy fáciles de cuidar pues no te quitan mucho tiempo.

    Antiguamente el conejo ruso era llevado para consumir su carne y por el valor de su hermosa piel y poco tiempo después al observar sus cualidades se comenzó a utilizar como una mascota de compañía.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir