Boyero de Flandes. Origen, Características, Alimentación, Cuidados Y Más

El Boyero de Flandes es una de las razas conocidas por ser un perro francés robusto utilizado incluso como perro policía. Son perros de la región de Flandes, es decir, parte en Francia y parte en Bélgica. Fueron ampliamente utilizados en esta región como conductores, cazadores, incluso animales de tiro.

Es un gran perro de compañía, generalmente se integra fácilmente en el entorno familiar. Pero es importante ponerlo siempre en contacto con niños y personas mayores para socializarlo mejor. Esto se debe a sus características de vigilancia.

Índice

    Historia y origen

    Boyero de flande
    Boyero-de-Flandes

    El Boyero de Flandes, llamado en francés Bouvier de Flandres, es una raza muy antigua originaria de la región de Flandes, que se encuentra en Bélgica. Se cree que surgió del cruce entre un perro Griffon y un pastor Beauce.

    No se sabe exactamente cuándo apareció. Sin embargo, se cree que fue entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX. En ese momento, había muchas granjas y ganado en Europa occidental. En la región de Flandes, los perros de esta raza llegaron a ser utilizados como vaqueros.

    Por primera vez, en 1910, la raza se presentó en la Exposición Canina Internacional en Bruselas. Sin embargo, solo dos años después, en 1912, se definió el estándar de la raza. Durante la Primera Guerra Mundial, este perro ganó aún más fama y admiración. Fue utilizado mucho por las fuerzas armadas, por ser fuerte, inteligente y un buen tramposo.

    Este perro a menudo fue enviado a buscar soldados que habían sido heridos y perdidos por otros. También fue enviado a llevar mensajes de un lugar a otro. Y realizó todas esas funciones muy bien. Toda la participación de este perro en la guerra casi lo llevó a la extinción. Para evitar que esto suceda, una sociedad rural en Bélgica llamada St. Hubert cruzó entre la raza y el perro que se llamaba el vaquero belga.

    Características físicas

    El temperamento del perro Boyero de Flandes es, sin duda, una de sus características más curiosas. Debido a su gran tamaño y un aspecto casi salvaje, uno puede imaginar que se comporta de esa manera. Sin embargo, es bastante diferente de esto, ya que es extremadamente dócil. Una de sus principales cualidades es la inteligencia. Este perro asimila y comprende todo muy rápidamente. Él también es muy obediente.

    Por esta razón, actualmente está entrenado como perro guía para personas con discapacidad visual y como perro rastreador para la policía. A los perros de esta raza no les gusta quedarse solos por mucho tiempo. Esto los pone tristes y aburridos.

    Boyero-de-Flandes
    Boyero-de-Flandes

    Cuerpo

    A pesar de su aspecto torpe, este perro grande, con pelaje rugoso, es muy ágil. El Boyero de Flandes es inmediatamente reconocible por su gran cabeza, con barba y bigote. Las orejas y las colas generalmente están recortadas, aunque la práctica de cortar la cola está prohibida por el American Club, el Reino Unido Kennel y en toda Europa.

    Pelaje

    Su pelaje suele ser gris, marrón o negro, siempre en tonos oscuros. Suele ser también grueso y áspero, y esto lo hace ver mucho más poderoso y mucho más grande de lo que realmente es.

    Cabeza

    En la cabeza del Boyero de Flandes el cabello es más corto,  hay bigote y formación de barba. No debes cortar bigotes y cejas, solo peinarlas para que no queden frente a sus ojos.

     Te recomendamos: Boyero de Berna. Origen, Características, Alimentación, Cuidados Y Más

    Carácter y Comportamiento

    Este perro es muy grande y fuerte, por lo que tiene mucha energía para gastar. Debido a esto, necesita estar al aire libre y tener mucho espacio para correr, saltar y divertirse. De lo contrario, acumula energía, se estresa y termina destruyendo todo lo que encuentra en el camino.

    No es la raza más recomendada para tener en un apartamento. Sin embargo, es posible, siempre y cuando se realicen caminatas diarias en lugares amplios y aireados donde el perro pueda correr libremente por algún tiempo.

    Un cuidado muy importante que cualquier persona que quiera tener un Boyero de Flandes debe tener en cuenta es asegurarse de que el perro siempre tenga la compañía de un ser humano. A pesar de su tamaño gigante, la raza es extremadamente necesitada y dependiente. No pueden soportar que los propietarios los dejen solos.

    Alimentación

    El Boyero de Flandes es un perro muy fuerte y saludable. Para preservar su salud intacta, es importante que tenga una dieta adecuada y muy nutritiva. Este es un perro que come mucho. Debido a que es muy musculoso, gasta mucha energía durante todo el día. Por lo tanto, es natural para él comer grandes cantidades de comida.

    Pero es importante controlar y seguir las instrucciones del veterinario con respecto a esto, para que el perro no termine siendo obeso y tenga problemas de salud. La alimentación debe basarse solo en comida para perros.

    Cuidados

    Esta raza requiere un cuidado especial debido a su tamaño y sus características físicas, principalmente el pelaje. Una de las precauciones que deben tomarse es en relación con el abrigo. Los pelos del Boyero de Flandes son extremadamente gruesos y duros.

    Además, se dividen en dos capas, la inferior es más gruesa e impermeable. Esta es una ventaja ya que esta raza generalmente no sufre de bajas temperaturas. Lo ideal es cepillarlo todos los días.

    Solo de esta manera es posible evitar que los pelos se enreden y creen nudos. Para que esto sea natural y no moleste al cachorro de vaquero de Flandes, ya debe estar acostumbrado a cepillarse desde que era pequeño.

    También es importante tener cuidado y cepillarse suave y suavemente para no lastimarte. Aún debido a este abrigo grueso e impermeable, el Boyero de Flandes no puede ni debe bañarse.

    Salud

    El Boyero de Flandes es extremadamente fuerte, tiene suficientes músculos y un físico robusto. En cuanto a la esperanza de vida, este perro vive un promedio de 10 a 12 años. Los machos miden 62 a 68 centímetros de altura, mientras que las hembras pueden medir 59 a 65 centímetros.

    El peso de los machos varía entre 35 y 40 kg, mientras que el de las hembras oscila entre 27 y 35 kilos. También pueden ser atigrados y tener una mancha blanca en el área del cofre.

    Debido a su tamaño físico y fuerza, suele ser un animal muy saludable y no se enferma fácilmente. Sin embargo, como otras razas, esta también es más propensa a tener ciertas enfermedades. Los problemas más comunes en esta raza son enfermedades estomacales, epilepsia y problemas de visión como cataratas (cuando el perro ya es viejo).

    Las perras también pueden tener problemas ováricos. Es importante estar siempre atento a cualquier señal de que algo está mal y llevar al perro directamente a un veterinario de confianza. Y las consultas no deberían ocurrir solo en estas situaciones. Es necesario llevar el Boyero de Flandes a una clínica cada año para vacunarse.

    Aspectos importantes a considerar

    El Boyero de Flandes puede vivir con niños, siempre que sepan cómo tratar al animal y no jueguen juegos agresivos o que puedan dañarlo. Este perro es muy fuerte y puede moverse si se enoja. Por lo tanto, simplemente no se recomienda para niños muy pequeños.

    Es importante tener siempre en cuenta que este perro tiene un físico extremadamente fuerte, musculoso y robusto. Entonces, si se vuelve agresivo, puede convertirse en un gran problema.

    Curiosidades

    Es necesario, desde el primer día, saber cómo tratarlo con autoridad y demostrar que los propietarios están a cargo. El dueño debe tener liderazgo y autoridad sobre el animal. Por mucho que un cachorro sea lindo y se vea indefenso, recuerde que ese cachorro crecerá y puede causar mucho daño si no tiene límites.

    El origen salvaje del Boyero de Flandes lo hace propicio para querer ser dominante. Por lo tanto, siempre debes tener un pulso firme y pelear cuando el perro hace algo incorrecto. También es importante no alentar el juego violento que implica morder a las personas.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir